Matilde Espinoza de Toniolli, Madre de la Plaza

fotos.jpgHoy, jueves, demasiado temprano, nos cruzó la cara la noticia: Matilde Espinoza de Toniolli, la Chocha, decidió partir a quemar otros fuegos, en otros arrabales. Madre de la Plaza 25 de Mayo, de Rosario, profunda luchadora por los derechos humanos, incansable motor de esa ronda que los jueves da cuerda al universo, Matilde tenía 89 años, y deja un vacío enorme, doloroso, en ese espacio donde cada jueves, las baldosas y los bancos recogen historias comunes, sueños inconclusos, logros compartidos. Pasos que nunca se repiten en la larga marcha de nuestras Madres de los pañuelos. Una caminata por senderos que siguen olvidados en el registro de los medios masivos de difusión, que elijen multiplicar lejanías para silenciar lo cercano, la mano que te palmea el hombro, lo que la memoria te susurra al oído. Postales de una marcha que -a pesar de las ausencias- no tiene vuelta atrás.

Fuente: Alapalabra

El artículo entero AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s